Rincón de Kisa: el valor de una buena OST

Hoy me ha dado uno de esos momentos de lucidez que te dan cuando estas estudiando – llámalo “se me ha ido el santo al cielo y he acabado divagando de todo, menos de lo que tenía que ser: los apuntes” – y he acabado dándole vueltas a la cabeza a las cosas. Quizás, se deba a que llevo todo el día escuchando la OST de la película How to train your dragon o yo no sé a qué. El caso es que me he puesto a reflexionar sobre la música de las películas, de lo que llamamos OST (Original Sound Track) o Score – que no es lo mismo que BSO (Banda Sonora Original) A ver si aprendemos a distinguirlas –

Y es que, ninguna película sería igual sin una buena música de fondo. Pero parece que eso a la gente le da igual en estos tiempos que corren, porque tú aquí saltas diciendo: “¡La edición especial de X película trae el OST!” y todo el mundo se te queda mirando raro o te llama “friki” y “flipao” que se va a gastar más dinero de la cuenta en “una mierda de disco” – literalmente escuchado – Pues déjeme usted decirle, señor “comentarista”, no menosprecie la ilusión de una persona ni el trabajo de otros, porque seguro que usted es el primero que no tiene ni pajolera idea de lo que está hablando.

Seguro que más de una vez habéis encontrado algún vídeo en Youtube de una escena de alguna película pero con la música de otra. ¿A qué no es lo mismo? ¿A que no os ha causado el mismo efecto que la escena original? Y es que, aunque pasen desapercibida para muchos, las OST de las películas les hacen mucho. ¿Qué sería de Harry Potter sin su Main Theme tan característico que todos conocemos? ¿O de Pirates of the Caribbean? ¿Y esas famosas OST de The Lord of the Ring? Sí señores, sin una buena música de acompañamiento, una película no sería lo mismo.

Yo lo reconozco, puede que me haya dado muy fuerte con la película del dragoncito, pero sinceramente, es lo mejor que ha hecho DreamWorks Animation desde Shrek 2 y se agradece además, que tenga una OST maravillosa que te sobrecoja el corazón. Porque es que cada pieza musical está pensada para la película y para una escena concreta. A mí, personalmente, esta es la que más me gusta: Forbidden Friendship.

No obstante, esto no solo es algo de las películas. También lo podemos extrapolar a los animes. Porque vale, todo el mundo recuerda un buen opening y un buen ending de un anime, y por supuesto, que se sabe de memoria en karaoke sus favoritos. Yo soy de las que piensan que un buen opening que atraiga y tenga gancho es fundamental para una serie, pero claro está, la OST tampoco debe quedarse atrás. Aquí es lo mismo que en las películas, quiera que no, son obras audiovisuales y están basadas en los mismos patrones básicos: las melodías deben ir acorde con la película y con el momento en el que se muestren. Yo voy a hacer el ejemplo con Kaichou wa Maid-Sama!

Y es que aquí tenemos un shojo bastante peculiar: shojo cómico y no convencional – al menos a mi punto de vista – Realmente, de los mejores y que es una pena que no haya llegado a España aún. El caso, su opening es My Secret y es bastante pegadizo, por lo que la serie ya atraía la atención, pero a continuación es la prueba de fuego: el comienzo y la muestra del primer track de la OST, como se le suele llamar, el famoso Main Theme. En este caso, yo lo considero muy acertado con la escena y con la personalidad de la serie, además de contrastar totalmente con la protagonista, Misaki Ayuzawa. Es una melodía de doble ritmo o “dos estrofas”, primero lenta y después rápida. Son los mismos compases pero en un cambio de ritmo que le dan vida a la escena y muestran la personalidad de la protagonista. Vale, se que me he pasado con el aspecto técnico, pero no sé cómo explicar de otra forma lo que quiero decir. En definitiva; sin esta música, la escena no sería la misma.

Mencionar a todas las grandes OST de anime sería un empezar y no acabar jamás. Por mencionar algunas: Gurren Lagann, Rurouni Kenshin, Nurarihyon no Mago, Yakitatte!! Ja-Pan, Inuyasha… Sí, vale, lo reconozco, las dos primeras van dedicadas a @Kross_GX y @Mario_dono respectivamente, pero son grandes también, que todo el mundo que las escuche, sabrá a lo que me refiero. Porque desde luego, no es lo mismo escucharlas en la misma escena que sin ella. ¡Probadlo si no lo habéis hecho nunca!

Ya que nos hemos metido en el tema, no nos vamos a olvidar de los videojuegos. Porque ellos también tienen su OST que tanto les hace. Que se lo digan a The Legend of Zelda con su regalo de aniversario en las ediciones especiales del Skyward Sword. Y como no, juegos como El Profesor Layton, Pokémon, Mario… ¡¿Qué sería de ellos sin sus grandiosas “musiquitas de acompañamiento”?! Venga, reconocedlo, ¿quién no ha ido mil veces a X lugar en un juego con tal de escuchar la melodía predestinada para ese lugar? Porque yo reconozco que me gustaba ir en bicicleta en los juegos de Pokémon Oro y Plata porque me encantaba la música que tenía al sacarla. ¡Es que eso subía el ánimo de estar jugando! – creo que me ha quedado muy nintendero este párrafo, pero es que toda mi vida he sido de Nintendo… –

Es más, yo os pongo un ejemplo gráfico con el juego que más picada me ha tenido hasta ahora de la 3DS – más que The Legend of Zelda ~Ocarina of Time 3D~ así que fijáos – Ya os hablé de él antes de comprármelo y de las ganas que tenía de hacerme con él. Se trata de Rhythm Thief y el misterio del emperador, un juego donde la música tiene mucho que ver. Es más, es la protagonista, ya que se trata de un juego a la semejanza del Ouendan. En este caso ya os habréis hecho una idea que la música es muy importante, pero aparte de los minijuegos con ella, debe ser atrayente la del juego en sí y que te den ganas de jugar, que te entre lo que llamaos “hype”, cosa que este juego consigue con melodías como esta, su Main Theme. Ritmo y musicalidad a la orden del día.

Creo que me estoy enrollando demasiado, pero es lo que pasa cuando reflexionas y piensas sobre algo que te gusta y que ves que a la gente parece importarle un comino. Yo lo siento, pero siempre me ha gustado la música, por lo que valoro mucho la importancia de ella en todo lo que me rodea. Así que, la próxima vez que vayas a ver una película, veas un anime o juegues un videojuego, aunque sea, date un momentito para escuchar con atención la OST que acompaña a las imágenes en movimiento y piensa como te hace sentir. La música, al contrario de lo que pueda parecer, no se escucha, se siente; y eso es algo que ahora parece, está relegado a los “músicos”. Pero no es así, porque aunque no todos puedan ser músicos, no hay que tener oído musical para saber apreciar una buena melodía.

Y… me he ido por las ramas, como siempre me pasa con estos temas, pero no lo puedo evitar. En definitiva, sé que voy a seguir escuchando las quejas de muchos y viendo como los CD de las OST de las películas se mueren de risa en las estanterías de las tiendas, porque ahora con la crisis, es que ni se compran las películas en DVD o Blu-Ray ni se van a ver al cine, así que… un poquito chunga está la cosa. Pero al menos, que se tenga un poquito de respeto con las personas que sí apreciamos el esfuerzo que hacen los compositores de ellas, que piensan en el efecto que quieren conseguir con su música en las personas. Así que ahora, cierra los ojos y escucha la música de tu escena favorita de tu película favorita y descubrirás un modo de ver diferente, porque si algo tiene la música, es el sentimiento de pasión que se pone en ella para transmitir sus ideales: la música quiere ser escuchada.

Bueno, y ya que hemos mencionado a las BSO, voy a tomarme la libertad de despedirme con una de mis canciones favoritas de la BSO/OST de Inazuma Eleven, Matta-ne no Kisetsu.

Matta-ne!

Kisacullen

Advertisements

2 comments on “Rincón de Kisa: el valor de una buena OST

  1. Buen tochopost, como de costumbre. Una OST que veo que no mencionas es la de FLCL, que sinceramente en mi opinión, se lleva por delante a la de TTGL =)

  2. Me ha parecido un comentario digno de una periodista, si señor. Oye Alegría no te interesaría publicarlo en otro medio que no sea tu blog o compartirlo como un comentario en algún periódico digital con temáticas de música.
    Por otra parte creo que el tiempo empleado en ser capaz de este post es toda una tarde de estudio donde manifiestas no sólo tus dotes de comunicar, sino tus conocimientos musicales, tu sensibilidad como persona que ama la música y sobre todo tu experienciacinéfila. De bien empleado se dan los estrenos visionados, las lecturas y horas de ratón y porque no, la mentalidad de tus padres por querer que seas una persona con cultura. Bien que han empleado su tiempo, cariño, tiempo y money.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s