Rincón de Licenciados #7: Love so life

Y otro post más para este rincón, y cómo ya dije, se trata de otro de los tantos shojos que leo por scans. Este es otro de los que más ganas tengo que pisen España, aunque no sé si lo llegará a hacer algún día. La esperanza siempre se mantiene, ¿no es verdad?

  • Título: Love so life (LOVE SO LIFE)
  • Autor: Kaede Kouchi
  • Revista: LaLa
  • Editorial: Hakusensha
  • Número de tomos: 6 (2008 – ?)
  • Género: Shojo, comedia, drama, slice of life, familia
  • Sinopsis: Shiharu Nakamura es una estudiante de secundaria que adora a los niños. Con la muerte de su madre, Shiharu se ha visto obligada a vivir en un orfanato desde los 5 años de edad, pero esto no la ha desanimado en absoluto. Además, tiene un trabajo de medio tiempo en una guardería, donde puede estar rodeada de los niños a los que tanto adora, en especial, de dos pequeños gemelos llamados Akane y Aoi. Ambos se encariñan demasiado con ella, hasta el punto, de hacer que su tío, Seiji Matsunaga, pida a Shiharu que sea su niñera, ante la incapacidad de compaginar el cuidado de los gemelos con su trabajo como presentador de televisión. Ahora, Shiharu ha encontrado el calor de un nuevo hogar junto a Akane, Aoi y Matsunaga… ¿Pero que son esos latidos que demuestra su corazón cuando está al lado de Matsunaga? ¿Se habrá cruzado en su camino el amor también?

Este manga es pura ternura. Desborda amor y ternura por cada página que lees. ¡ES UN AMOR DE MANGA! El dibujo es genial, un encanto y que va realmente bien con la forma de narrar que tiene la autora. Y además, no es el típico shojo en el que tenemos a dos personas, chico-chica que están al cuidado de un niño pequeño y que al final acaban juntos. ¡Aquí los protagonistas son los gemelos! – sabes que no es verdad, pero son tan adorables… – Los pequeños son un amor y se meten en cada lío… que logran sacarles el corazón del cuerpo en más de una ocasión a Matsunaga y a Shiharu.

Y sí, irremediablemente, el roce hace al cariño y tenemos a una Shiharu que se ha criado toda su vida en un orfanato y que no sabe demasiado de las relaciones entre personas, que de repente, se ve al cuidado de dos pequeños “angelitos” y relacionándose con un joven, algo mayor que ella, del sexo opuesto. ¡La pobre chica no sabe por qué le late el corazón tan rápido cuando ve a su “jefe”! Y ya si hablamos del pobre Matsunaga… ¡un presentador de televisión enamorado de una estudiando de secundaria! ¡Qué escándalo!

A mí, este manga me recuerda mucho a UFO Baby o a Aishitteruze Baby, ya que son del mismo estilo en la historia: por azares del destino, el protagonista se ve obligado a cuidar de un niño pequeño y tendrá que crecer y madurar como persona, a la vez que lo cuida. De hecho, creo recordar que éste y el manga de Rincón de Licenciados #6: Faster than a Kiss los descubrí a la vez, justo después de ver el anime de Aishitteruze Baby. Me entraron ganas de buscar shojos con esa temática y acabé dando con ellos. ¡Y cuanto me alegro de haberlo hecho!

Como dije antes, los protagonistas del manga son básicamente Akane y Aoi, esos dos pequeños trastos de carita tan angelical. Los líos en los que se meten son mortales, y las caras que ponen también. Es obvio que arman mucho jaleo, son niños pequeños de dos añitos, pero son una ricura… ¡Ay, que me los como! – no hagas “gemelicidio”… – Y como rompen la tensión entre Matsunaga y Shiharu es mortal. Es como un recordatorio para ambos de que no se pueden enamorar, que los están vigilando dos bichitos muy lindos. Juro que os enamoraréis de ellos desde el primer capítulo. ¡Y las ropitas que sacan son tan monas! ¡Gemelitos a conjunto!

He de reconocerlo, la historia entre Shiharu y Matsunaga va algo lenta, que no por ello quita los momentos de tensión y romance entre ambos. Pero esto lo suplen Akane y Aoi sin problemas, con sus aventuras y desventuras, perdiéndose, encontrándose, llorando y dando más de un susto a Shiharu y Matsunaga. Seamos sinceros: esta es la tónica de este tipo de mangas y por ello me encanta. ¡Es demasiado tierno!

Definitivamente, es un manga que te llegará al corazón con su ternura y las caritas angelicales de los dos pequeños. Y el dibujo es magnífico, muy dulce y tierno. No sé por qué, Shiharu me da un aire a Tohru Honda de Fruits Basket, pero sin duda, Matsunaga es un amor, aunque acabe en la mayoría de los capítulos desfallecido en el suelo por el cansancio. Si te gustan las historias tiernas – que no pastelosas, eh – y que tienen a niños pequeños entremedias, Love so life te encantará. Además, aquí no es un solo niño… ¡si no que tienes dos! Yo espero que a alguna editorial le de por tenerla en su catálogo, porque de verdad, que es un gran manga. Al ser de la revista LaLa, apuntaría por Panini, por lo mismo que dije en los otros dos mangas de esta revista que ya he reseñado Rincón de Licenciados #4: Kaichou wa Maid-Sama! y Rincón de Licenciados #6: Faster than a Kiss. A ver Panini, a ver que me haces, que ahora que has dicho que vas a volver a mimar el shojo, te apuntas estas series.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s