Rincón de Manga: Pasión bajo las estrellas #2

Vamos a seguir con otro tomo de este manga también, a ver como me queda la reseña de este. La anterior de un segundo tomo no estuvo tan mal, veamos pues.

Aquí presentamos el tomo #2 del manga Pasión bajo las estrellas de Kaco Mitsuki, siguiente tomo del manga que me compré el viernes y del que tenía muchas ganas, como ya comenté. Acabé de leer el tomo ayer a las 3 de la mañana, entre unas cosas y otras, así con dos pares… – solo se te podía ocurrir a ti ponerte a leer manga a tan altas horas de la noche sin ser verano – Pero vamos, me lo he tenido que volver a releer hoy, porque me había enterado de la misa la mitad, entre la hora y el sueño que tenía.

Comenzamos la lectura del tomo que tiene un total de 5 capítulos, contando el capítulo intermedio 4.5 que es un especial. Continuamos con la historia de Hikaru y Asou justo donde se había quedado el anterior tomo. – sigo diciendo que es muy mala leche dejar un tomo así como quedó el anterior – La relación entre ambos protagonistas va prosperando poco a poco, la distancia se va acortando. Asou cada vez es más y más tierno con Hikaru, lo que hace que ella se enamore de él todavía más. Pero no todo tenía que ser de color de rosas y en este tomo, más bien se tornan de un rojo sangre oscurecido. Se sobreviene la tormenta: complejo de hermano sobreprotector y se revela la “verdadera” naturaleza de Asou… ¿Pero cuál es la autentica: el Asou maleante que se inmiscuye en peleas urbanas o el Asou tierno y dulce que tiene unas delicadas manos para tocar una dulce melodía de piano?

He de decir que la primera escena de todo el tomo me parece tremendamente tierna. ¡Asou es un amor! Podía sentir toda la tensión del ambiente tan solo con ver sus expresiones, la dulzura estaba impregnada en cada uno de los trazos y en cada una de las palabras de las primeras páginas del tomo. Juro que sentí ganas de llorar de puro amor. Y el avance que se ve en la relación de ambos personajes es asombroso. ¡Ya se cogen de las manos! He incluso Asou siente deseos de estar a solas con Hikaru en una especie de “cita”. Pero claro… no todo iba a ser color de rosa.

Como ya dije, odio a las personas de tercio e inoportunas en la relación de los protagonistas – pero es que sino no hay aliciente, pesada… – Y en este tomo juro que odio a Shizuka, que descubrimos que es familia de Asou, y a Yui, el hermano de Hikaru. Son unos metomentodo y me caen realmente mal en este tomo, sobre todo al final. El caso de Yui es hasta comprensible por su complejo de hermano sobreprotector, o al menos eso parece, pero al final se descubren que no, por una aparente razón de peso; pero el de Shizuka es algo así como egoísmo puro. ¡Queréis dejarlos en paz a los dos, que no os han hecho nada!

Por otra parte, aquí podremos ser testigos del “lado oscuro” de Asou. ¡Pelea callejera! Asou es capaz de darlo todo con tal de que Hikaru salga ilesa. Pero ahora Hikaru ha descubierto su otra personalidad, la causa de los rumores que corren de él en el instituto. ¿Tendrá miedo? ¿Querrá alejarse de él? Y he de decir que Asou con esa pinta de malo/delincuente me pone mucho. ¡Que dibujazo!

Sin embargo, esto genera una especie de distanciamiento entre ambos que Hikaru no está dispuesta a aceptar. Para pesada y cabezota ella. ¡Se planta en casa de Asou! Pero Asou no quiere verla e intenta ocultar el daño producido en sus manos a causa de la pelea. No obstante, aparece en escena el personaje del “salvador”. ¡El tío de Asou es mortalmente genial! Aunque ese minibigote no le pega para nada, a mí me da risa.

Sin duda, lo mejor del tomo son las escenas de Hikaru y Asou a solas en la casa de él. ¡Hay gatitos! Mas monos ellos… se pierden para dejarlos a solas y pasan cosas. Sí, pasan cosas muy interesantes… – no seas mala y no las digas, que eso si sería un spoiler como la copa de un pino –  Pero, pero… llaman al timbre y… ¡Aparece Yui buscando a Hikaru!

Y aquí es cuando se arma la de dios. Muchas cosas reveladas y las intenciones claras de no dejar en paz a nuestros protagonistas por parte de Shizuka y Yui. A pesar de todo, Hikaru y Asou consiguen estar a solas en la planta de arriba… ¡y Asou toca el piano para ella! Oh dios, me he enamorado de esa escena… En serio que me pueden las cosas como estas, si por eso me compré Nodame Cantabile. Y el final… ¡que tierno! Quiero el tomo 3 ya… ¡PERO YA! – pues espérate hasta el viernes… –

Aún así, me gustaría destacar el capítulo especial porque… ¡vemos los sentimientos de Asou! Está escrito desde la perspectiva de él. Es aquí donde podemos apreciar sus verdaderos sentimientos. ¡Que mono y dulce es él con los gatitos! Yo lo quiero…

  • Aspectos positivos: las escenas de Hikaru y Asou. Son simplemente geniales. Esa ternura transmitida, la melodía de piano, la preocupación por el bienestar del otro… ¡Me encanta! Y el capítulo especial, por supuesto. A destacar de todas ellas el final, el final es único.
  • Aspectos negativos: Shizuka y Yui. ¡Odio las personas de tercio! – que sí, que ya nos hemos enterado – Tanto secretismo también, por parte de ellos, aquí se esperan cosas grandes y que seguramente, entorpecerán la relación de los protagonistas. ¡Quiero tener el tomo 3 ya! – que agonía eres, hija… –
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s