Rincón de Manga: Black Bird #2

De nuevo por este rinconcito particular para reseñar los mangas que tengo, tomo a tomo. A ver como se me da la segunda parte de uno, que siempre dicen que segundas partes no fueron buenas.

Aquí presentamos el tomo #2 del manga Black Bird de Kanoko Sakurakouji, continuación del manga que hace poco empecé a adquirir en español de manos de la editorial Ivrea – ya sabéis que lo llevo al día por scans – Anécdota en sí no tiene este tomo, pero es gracioso recordar como me lo cogió mi compañera de cuarto y se sorprendió al encontrar una escena algo “subidita” de tono, no se lo esperaba. – tampoco tanto, que solo era el hablar de violación y meter mano ^^U – En fin, este lo compré hace poco y me lo leí durante exámenes y ahora toca la reseña pues. – que fuerte te ha dado, por diox –

Comenzamos la lectura del tomo, que tiene un total de 4 capítulos más un capítulo especial al final. Continuamos con la historia de Misao y Kyo: éste intentando hacer ver a Misao que la ama de verdad y Misao que no sabe lo que siente por Kyo, ni si debe sentirlo, ni si lo que el siente hacia ella es amor o simple deseo del poder que le otorgaría el casarse con ella. Pero como dije antes, los problemas no han hecho más que empezar, y en este tomo, hay para dar y regalar.

Y dichos problemas tienen nombre y apellido en este tomo: Sojo Usui. ¡Aparece el hermano mayor de Kyo! Pero Misao tampoco es capaz de recordar nada referente a él, al igual que le sucede con Kyo. ¿Por qué solo con ellos dos? No obstante, Sojo no es el “perfecto” hermano mayor. Le tiene rencor a Kyo por quitarle su puesto de líder del clan y además, quitarle su “comida”, es decir, el derecho de tener a Misao. Pero él no se quedará de brazos cruzados y en este tomo se las hará pasar negras a nuestros protagonistas.

A mí Sojo me cae fatal – como siempre, el malo de turno es eso, malo – ¡¿Por qué tenía que tener el aspecto tan parecido a Kyo que hace que quieras comértelo?! Es frío, borde y no tiene respeto ni compasión por la vida. Odia a Kyo, desprecia a Misao, se pasa las normas por donde le da la gana… ¡hizo daño a Taro! ¡Como puede hacerle daño a una cosita tan mona! A mí me recuerda a Naraku, el malo de turno de Inuyasha, o incluso a Akito Sohma de Fruits Basket – quizás más al último, que su mente desquiciada es idéntica –

En concreto, este tomo gira en torno a Sojo, Kyo y Misao, porque aquí descubrimos que… ¡fue Sojo quien selló los recuerdos de Misao! Y peor aún, tal es el odio a su hermano, que para romper el sello, Kyo debe morir, ya que al ver su sangre derramada, cuando éste intenta rescatarla de las garras de Sojo, Misao comienza a ver imágenes de su pasado. ¡Te odio Sojo por hacerle eso a Kyo!

Pero obviamente no se va a salir con la suya, ya que este tomo es también un tomo de presentación. Conoceremos a parte del clan tengu, en concreto a los 8 grandes tengu, algo así como el consejo superior de decisiones drásticas, y los mejores amigos de Kyo. Zenki, Buzen, Sagami, Hoki, Sojo… sí, por desgracia Sojo también formaba parte de él, ya que al serle relegado el derecho de ser líder, al menos debería tener una posición alta. Mi favorito sin lugar a dudas es Sagami – y pobre lo que tiene que aguantar con las bromas de Buzen y Zenki –

¡Y conoceremos a los hermanos de Taro! Me encanta este personajillo, de verdad, es tan mono… Las escenas de Kyo y Misao jugando con los 3 niños son enternecedoras. Aunque lo siento mucho, mi favorito es Taro. Y el pobre sigue haciendo de las suyas, interrumpiendo a Kyo y Misao en sus momentos íntimos. Sin embargo, en este tomo, Taro demuestra tener un temple y una valentía extraordinarios: rescata a Misao de las garras de Sojo, aún a costa de perder su propia vida. ¡Ese es mi Taro!

En cuanto al contenido general del tomo, es bastante equilibrado: tomo de reencuentros y presentaciones, primer encontronazo con el que será el enemigo natural de la saga y que ya sabemos, que dará mucho que hablar, porque aunque sus planes fueron frustrados aquí, no se dará por vencido; y sobre todo, un final cómico y enternecedor, donde tanto Misao como Kyo dejan salir sus verdaderos sentimientos el uno por el otro. Ciertamente, Kyo podrá ser todo lo pervertido y frío que quiera, pero tiene sus detalles y no duda en demostrárselo a Misao: la quiere desde que eran pequeños, como podemos ver en los flashback.

Lo que más me ha gustado sin dudas son las escenas tiernas entre Misao y Kyo. Esta vez se las ha currado la autora, crean un ambiente ideal. – la “primera cita” me ha matado con lo del helado – Eso y el final. Los finales de tomo de esta serie son siempre inesperados. Cuando crees que todo ha terminado bien y en calma… ¡ZAS! La autora te trae la buena nueva de que no. Y eso lo descubrimos cuando se presenta el padre de Misao con unos libros que hablan de los tengus y el secuestro de doncellas… ¿Qué será de Misao si se convierte en la esposa de Kyo?

  • Aspectos positivos: los 8 grandes tengu, sobre todo Sasagami. Me encanta el tipo que tiene y es sumamente amable. Los momentos MisaoXKyo, sobre todo los del final del tomo, cuando ambos han hablado de lo que sienten el uno por el otro. ¡La hora de Taro! Sin duda un gran papel para este personaje secundario que me derrite el corazón. Y el dibujo, no decrece el nivel en ningún momento.
  • Aspectos negativos: Sojo. Lo siento, pero los malos siempre me caerán mal – por algo son malos, ¿no? – Y quizás lo predecibles que pueden llegar a ser algunas reacciones de Misao. Y bueno, pongamos el final, porque ahora me tendré que aguantar las ganas de comprar el tomo #3 hasta que lo tengan en la tienda…
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s